Crucero por el Rin, una de las travesías mas bellas en Europa

Que mejor forma de empezar junio que realizando uno de los paseos en río mas bonitos de toda Europa. Este refrescante paseo fluvial lo daremos a través de una de las secciones más famosas del Rin, uno de los ríos más importantes de Europa, tiene alrdedor de 1200 km de longitud, de los que 800 km son navegables. Pasa por varios países, Suiza, Alemania, Francia y Países Bajos, nosotros vamos a visitar la parte alemana, mas concretamente el tramo que discurre por la región de Renania-Palatinado.



Recuerdo este mini crucero por el Rin con cariño, debido, a la impresión tan positiva que me llevé de este verde rincón de Alemania, un país que no había pisado aún y se me planteba muy gris e industrial. A ambos lados del río vemos verdes montañas, sus cimas coronadas por los famosos castillos del Rin y las laderas salpicadas por los pequeños pueblos típicos de la región de Renania. Este tramo inscrito en el patrimonio mundial alberga una grandísima cantidad de fortalezas y palacios, alrededor de unos 25, de los que varios están en ruinas, cosa que hace más romántico y místico el ambiente, y otros son hoteles de lujo.No es de extrañar que haya tantas fortalezas pues esta zona siempre ha sido un lugar muy codiciado por su privilegiada localización.



En fin, después de esta pequeña introducción seguidme en el recorrido que yo realicé.

Comenzamos en el pueblo fluvial de Boppard, antes de zarpar visitamos esta típica población alemana en la que encontramos uno de los paseos fluviales más bellos junto al Rin. 





Tras la caminata nada mejor que catar en el barco unas deliciosas currywurst. 



Después de la comida  me dirigí a la proa del barco, donde comencé a hacer fotos como un loco y a disfrutar del magnífico paisaje y esas grandes fortalezas. 







No podemos olvidar admirar al final del recorrido el gran peñón Loreley, del cual proviene una famosa canción. 



Tras unas dos horas el barco paró en el pueblo de Sant Goar donde vimos el reloj de cuco en suspensión más grande del mundo, estos alemanes tienen verdadera pasión por los relojes de cuco.




INFORMACIÓN Y CONSEJOS.


Después de mostraros este bello rincón de Europa espero que os animéis a visitarlo y que estas fotos os hayan ayudado a descubrir este lugar. ( Perdonadme la calidad de las imágenes, son un poco viejas ).

-Los barcos salen del embarcadero de Boppard cada poco tiempo los hay de ida y vuelta o  solo de  ida. Tenéis también diversas opciones en cuanto al lugar donde queráis terminar  con el mini crucero,  yo paré en Sant Goar, con lo que os recomiendo que paréis allí. Si  tenéis problemas a la hora de  elegir el barco podéis consultarlo en alguna agencia.

-Realiza el ferry en primavera o verano, el tiempo os permitirá disfrutar plenamente del    exterior del barco y las vistas.

-Visita el reloj de cuco en suspensión más grande del mundo en Sant Goar,

-Compra el famoso vino de las tierras del Rin, como podrás observar entre pueblo y pueblo   hay gran  cantidad de viñedos y estos tienen mucha fama.

- Esta excursión la puedes realizar cuando estés de visitando la ciudad de Frankfurt, desde     donde  puedes encontrar múltiples formas de llegar a esta zona. Además, pernoctar en la     ciudad puede salir mucho más económico.

Escribir comentario

Comentarios: 0