Escapada a Córdoba en mayo

Se está acercando el verano, nuevos viajes, playa, sol, vacaciones... Pero de momento podemos conformarnos con mayo, un mes bastante ajetreado y más todavía si eres estudiante. Esto podemos sobrellevarlo con algún fin de semana de escapada, bien a la playa o bien a alguna de las muchas ciudades que tenemos en este país. Desde aquí yo os propongo una ciudad idónea para visitar en cualquier época del año pero que en primavera se vuelve otro mundo gracias a sus patios, Córdoba.

Córdoba es la tercera ciudad andaluza en población, con alrededor de unos 300.000 habitantes, lo que la convierte en una ciudad de distancias medias y muy cómoda para el peatón. 




Ha tenido un papel muy importante a lo largo de los siglos, primero como la capital de la Bética romana, llamada Corduba y después como la capital del Califato de Córdoba, convirtiéndose en la más culta e importante ciudad del mundo. Gracias a la importancia que tuvo en tiempos pasados podemos admirar la Mezquita de Córdoba, el puente romano, el Alcázar de los Reyes Cristianos, etc.

Por aquí os dejo el itinerario que seguí, espero que os ayude en vuestra visita a Córdoba.


DÍA 1.


 Llegamos a Córdoba a medio día y aparcamos el coche en la orilla contraria a la mezquita, pues es infinitamente más fácil conseguir sitio allí y además, cerca del centro. Fuimos al hostal, muy cercano a la mezquita, y dejamos las maletas. El hostal se llama Cibeles, os dejo unas fotos del hostel, el precio era asequible y se encontraba a pocos metros de la mezquita.






Planificamos un poco el recorrido y comenzamos a gastar suela. 



Fuimos callejeando por el centro entre blancas casas con detalles en amarillo y añil tan típicas de aquí. Tras un corto paseo, llegamos a la majestuosa mezquita, hoy día convertida en catedral. Por suerte la grandiosidad de la mezquita impidió que corriera la misma suerte que otras muchas de Al-Ándalus y fuera conservada casi en su totalidad, desde su patio de los naranjos, a su interior lleno de arcos de herradura. Algo curioso en la mezquita es que el mihrab no está orientado a la meca, sino a Damasco, por deseo de Abderramán. 




Tras la visita a la mezquita nuestros estómagos comenzaron a sonar, buscamos pues, un sitio donde comer algo. El lugar elegido fue el restaurante El Patio de la Judería, un lugar que no esta mal para comer pero que puede mejorar.

Según leí en Tripadvisor lo mejor de este local son sus espectáculos de flamenco en las noches, así que podéis apuntar este plan si os interesa.




Después de la comida fuimos a una tetería a tomar el postre, desde mi punto de vista una de las mejores teterías que he ido y a un precio bastante random, se llama tetería Halal Petra.




 Para bajar los ricos dulces y el té seguimos paseando por el centro, la calleja de las flores, la judería y plaza de la Corredera, la única plaza porticada de toda Andalucía, un lugar genial para tomar algo y refrescarse. En el pasado la plaza era usada como plaza de toros, desde los balcones veían el espectáculo la gente de la calle, los nobles desde el curioso edificio color amarillo y el rey desde el palacio que preside la plaza.




Una visita obligada antes de dejar el centro si eres amante de la pintura, es la del museo de Julio Romero de Torres, pintor del siglo XIX, conocido por los retratos a las bellas mujeres morenas de Córdoba.



A continuación de la visita al museo optamos por seguir la visita de la Córdoba mas moderna, esta es la zona donde se encuentra el templo romano, uno de los mas importantes de toda España. Seguimos dirección a la Plaza de las Tendillas, el centro comercial y económico de Córdoba y paseamos por la calles comerciales hasta que se nos hizo tarde. 





Fuimos al hostal a cambiarnos y buscar un sitio donde cenar. La verdad es que cualquier lugar del centro de Córdoba es bueno para comer, encontramos un restaurante cercano a las murallas a buen precio.




Una vez cenados paseamos por las murallas y luego por las callejas iluminadas del centro pasando por lugares de gran relevancia, como el antiguo zoco, la sinagoga y multitud de palacios e iglesias. 

Ya muy cerca de la mezquita decidimos tomar unas copas antes de ir a descansar. 

Mañana aún nos quedaba un día lleno de visitas, lo más esperado por supuesto, ver los patios y sus flores.






DÍA 2.


Hoy tocaba día de jardines y flores. Primero fuimos a visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos, un conjunto de palacios y jardines que te dejaran maravillado, por algo fue uno de los lugares predilectos para la reina Isabel la Católica. Se encuentra cerca de la Puerta de Almodóvar, con lo que puedes aprovechar y visitar el lienzo de muralla mejor conservado de Córdoba. Ya en la entrada compramos el ticket, a 4 euros si no recuerdo mal, y comenzamos la visita del edificio.



Lo mas destacado del palacio es el subir a lo más alto de su torre desde donde divisaremos el centro de Córdoba y sus principales monumentos.




 Tras salir de la construcción paseamos por los amplios jardines, la joya del conjunto palaciego y regado por las aguas del Guadalquivir. 






Justo al lado del palacio se encuentran las antiguas caballerizas reales por si a alguno os interesa este tipo de visita.

La segunda parte de la mañana la usamos para visitar el barrio donde se celebra el concurso de los patios, este barrio conserva la esencia de un pueblo con sus construcciones blancas  y bajas, todo ello además rodeado por una muralla que le confiere un encanto muy particular. 

Aunque no se había iniciado el concurso cuando fuimos, ya pudimos ver algunos patios y lo mejor de todo es que no estaba atestado de gente. Por aquí os dejo imágenes de uno de los patios más conocidos por los viajeros.





La hora de comer se acercaba y decidimos tomar la comida en el mismo barrio de las flores, hay gran cantidad de restaurantes donde probar la gastronomía de la ciudad a una calidad-precio bastante buena. El restaurante donde comimos lo aconsejo totalmente, su nombre es La Viuda.

Después de la comida volvimos a por el coche, pero no sin antes pasar por el puente romano y visitar la torre de la Calahorra. Con esto ponemos punto y final a un fantástico fin de semana en tierras cordobesas, si tienes alguna visita o lugar que quieras recomendar de la que no hayamos hablado puedes dejarla en los comentarios...

Escribir comentario

Comentarios: 0