Eslovenia, el secreto mejor guardado de Europa

No es la primera vez que dedico un post a este pequeño rincón de Europa y es que Eslovenia es de esos lugares que merecen ser descritos una y otra vez.

Fue un país del que no esperaba mucho y me sorprendió gratamente, si quieres conocer este bello lugar acompáñame durante toda esta entrada !

Lo primero, es saber un poco mas sobre este pequeño paraíso verde, situado entre Croacia, Italia, Austria y Hungría.




Fue la primera república yugoslava en independizarse en el año 1991 tras la llamada "Guerra de los 10 Días". Es mucha la diferencia entre este país y el resto de sus vecinos balcánicos, la economía eslovena es la mayor de la ex Yugoslavia, su calidad de vida es equiparable a países como a Italia, su tasa de paro es baja, etc.

El país tiene multitud de lugares de interés empezando por su bonita capital o terminando por las impresionantes cuevas de Postojna y, es que Eslovenia da para muchos días.

Hay muchas formas de llegar a Eslovenia pero las dos rutas mas baratas son, el ir en tren desde Austria o en autobús desde Venecia y Trieste hasta su capital, Ljubljana, ciudad que podemos usar de base para movernos por el resto del país. En mi caso, llegué en tren a Ljubljana, llegar al centro desde allí es facilísimo pues la estación esta a un kilómetro del centro mas o menos.




En los dos días que tuve, puede visitar su capital y el famoso lago Bled.


*Algunas cosas que deberías de saber sobre Eslovenia son:


-Población: 2 millones de habitantes.

-Capital: Ljubljana.

-Gobierno: República.

-Moneda: Euro.

-Pasaporte o visado: No son necesarios.

-Idioma: Esloveno, aunque es fácil entenderse en inglés.

-Seguridad: Alta, se deben tomar las precauciones normales.


LJUBLJANA.




La capital eslovena es una ciudad de tamaño medio de unos 300.000 habitantes por lo que es muy fácil y cómoda de recorrer a pie, es también una de las ciudades mas verdes de Europa.

Su centro histórico no es muy extenso y puede verse en un día sin prisas. Sus principales atractivos se encuentran a lo largo del río Ljubljanica, estos son el puente de los Dragones, el puente Triple, la Catedral de San Nicolás, el Castillo, el Ayuntamiento, y todo esto embellecido por las casitas tono pastel tan típicas de Europa central.






Puedes comenzar la visita cruzando el puente de los Dragones desde el que tendrás vistas muy bonitas del centro.

Según cuenta una leyenda, si una dama virgen cruza el puente, los dragones moverán la cola. Probamos, ¿ será cierto ?




Seguimos el camino y llegamos al mercado donde podremos encontrar todo tipo de productos frescos, verduras, carnes, frutas y pescado de gran calidad. Además puedes aprovechar para tratar con los locales del lugar y así conocer un poco mas la vida cotidiana de los eslovenos. Como cuando llegamos el mercado estaba cerrado por el mal tiempo, te dejo esta imagen aérea para que te hagas una idea del tamaño del mismo.




Después de el paseo por el mercado y alrededores, llegamos a una de las calles principales de la ciudad, aquí encontramos uno de los principales monumentos, la catedral de San Nicolás, en sí no es el templo mas increíble que he visto pero su interior bien merece una visita.

Casi en frente encontramos el Ayuntamiento de Ljubljana.






Tras esta toma de contacto de la ciudad, vamos a probar un poco la gastronomía del país y que mejor lugar que el restaurante "Gostilna Sokol". La comida es muy variada, pero nunca dejes de probar la carne de la zona, solomillo de ternera, venado en salsa, o también el arroz, como el risotto, pues la comida italiana del norte influencia muchísimo la gastronomía de este país. Podemos probar algún dulce típico de la zona como el Štruklji, un delicioso pastel de requesón.








 Para bajar la comida que mejor que subir al castillo por una empinadísima cuesta para disfrutar de las fantásticas vistas que el mirador nos ofrece.

Un consejo, no merece la pena que pagues por entrar a la torre del castillo, pues las vistas son muy parecidas a las que vemos desde el exterior del castillo.

Lo siguiente que puedes hacer es ir al parque Tivoli, el mas popular de la ciudad donde podrás pasear, alquilar una bici o relajarte, en uno de los espacios mas populares para los habitantes de Ljubljana.










Tras estas largas caminatas, puedes pasear ahora por la otra orilla del río y tomarte unas cuantas "pivos" en una de las muchas terrazas junto al Lubljanica.










 Si sigues hacia tu derecha llegarás a dos de los lugares mas populares de la ciudad, el primero la plaza de la Universidad donde obtendrás unas bonitas vistas del castillo desde abajo, y el otro, es la plaza del Puente Triple donde se encuentra además la iglesia de la Anunciación.

Después de este agotador día puedes optar por una cena rápida, salir por el centro de la ciudad iluminado y tomarte alguna copa en alguno de sus muchos locales como Skeletor, Cirkus, etc.

E incluso si prefieres un ambiente mas bohemio y original, puedes acercarte a Metelkova, uno de los barrios "underground" mas famosos y grandes de Europa.



















LAGO BLED.




Este fue el segundo enclave que visitamos en Eslovenia, se encuentra al noroeste de Ljubljana a una hora en tren.

Es esta la forma mas fácil de llegar al lago, el único pero, es que la estación donde te bajas está a unos 3 km del lago, no obstante,podemos sacar de este "inconveniente" un agradable paseo mientras nos vamos aproximando al lago entre maizales, riachuelos, mucho verde y los Alpes Julianos de fondo.








Bled es el principal lugar de recreo para los eslovenos que buscan relajarse y tomar un poco el sol junto a las tranquilas aguas del lago. En el pueblo encontraras multitud de hoteles y restaurantes donde comer o quedarte una noche a dormir.

En cuanto al bañarte, lo mejor es ir a la orilla opuesta al pueblo pues allí es libre es y gratis.












Pero si bañarte en este precioso lago no te apetece, puedes también visitar la única isla de toda Eslovenia, subir el castillo y disfrutar de sus increíbles vistas, tirarte en trineo por una ladera, tomar el dulce típico de Bled o simplemente dar un paseo por el borde del lago ( como hizo cierto amigo mío un poco desorientado, jajaja ).

Una ultimísima recomendación, si queréis comer mucho y bien id a la estación de tren de Lesce Bled, encontrarás todo tipo de comida "basura" pero con una cantidad y a un precio que no verás en todo el perímetro del lago.




Si aún no te he convencido para que incluyas Eslovenia entre tus futuros destinos te dejo estas direcciones con mas información sobre muchos otros lugares que puedes visitar.


http://www.postojnska-jama.eu/  Cuevas de Postoina.


http://www.park-skocjanske-jame.si/  Grutas de Skocjanske.


http://www.turismoeslovenia.es/ciudades-de-eslovenia/maribor/  Ciudad de Maribor.


http://www.slovenia.info/es/Lugares/Bohinj.htm?_ctg_kraji=4325&lng=7  Lago de Bohinj.


http://www.turismoeslovenia.es/ciudades-de-eslovenia/koper/   Costa de Eslovenia y Koper.

Escribir comentario

Comentarios: 0