Interrail-2014

Mi siguiente entrada es sobre un viaje muy especial para mí, ya que es el que muchos quienes amamos viajar deseamos hacer al menos una vez, ir de mochilero por Europa de tren en tren.

Eso es lo que te permite el pase de Interrail, puedes coger los trenes que quieras dependiendo eso sí, del pase que compres, en mi caso el billete era el de 15 días continuos, es decir, durante quince días cogí el tren las veces que quise.

Este viaje lo hice acompañado de tres amigos más, Adri, Álvaro y Joan. Gracias a esta gran compañía el viaje salió de diez y las horas en los trenes, se hacían cortísimas, además de las fiestas que nos pegábamos de forma diaria.

Durante nuestro Interrail estuvimos en las ciudades de:                                                    


-París

-Amsterdam

-Colonia

-Múnich ( Dachau )

-Ljubljana ( Lago Bled y Jesenice )

-Zúrich

-Milán

-Roma ( Ostia )

-Barcelona


Fue en definitiva una gran aventura y un gran reto, ya que cruzamos Europa de norte a sur. La verdad que me quedé con ganas de más pero, ya habrá más oportunidades de hacer otro gran viaje como este.


CONSEJOS DE CADA CIUDAD PARA LOS MOCHILEROS.


-París:  además de ser la ciudad del amor es una ciudad muy cara para el bolsillo, reservad con antelación un lugar para dormir, preferiblemente hostels ( nuestro hostel era este, está bastante bien, "La Regent de Montmatre" ), que son de lo más barato que hay y a poder ser en la zona de los alrededores de la Gare du Nord.

Esta zona tiene ventajas como ser barata, estar llena de gente joven, hay varios lugares para salir de noche muy cerca como, teterías ( cachimberías ) turcas muy baratas, pubs, discotecas y un largo etcétera. A menos que tengáis forma de ir en transporte público o privado a otras zonas para ir de fiesta, absteneos las distancias en París son gigantescas, os podéis llevar horas andando y llegar cuando la fiesta haya terminado ( os lo digo por propia experiencia ).

Las ventajas de esta zona no solo son las de la fiesta que puedes encontrar hay mucho más, buenas comunicaciones, estación de tren, metro, buses...

Hay grandes supermercados, como Carrefour, por si tienes que hacer la compra, de todas formas las calles están llenas de comida turca para llevar y a buen precio.

Y por supuesto, ¡el Sagrado Corazón se encuentra al lado!

Como todo lo bueno también tiene sus cosas malas e aquí las dos desventajas, que yo encontré, inseguridad, bueno tampoco mucha pero el ser un barrio bohemio de París es lo que tiene "drojaaaa" jajajaja. No enserio, no os asustéis por eso todo depende de la situación, por supuesto que se ven borrachos y todo tipo de cosas, pero podéis ir de madrugada por esas calles que normalmente nada va a  pasaros, eso sí, como en cualquier gran capital, precaución.

Y para terminar que está relativamente lejos de las zonas más turísticas de París, pero vamos, todo en París está lejos así que estate dispuesto a caminar.

Otros consejos son, comed bocadillos y haced un picnic en los campos Elíseos, llevad el carné de estudiante y si sois menores, podéis entrar gratis al Louvre. Muchos monumemtos de París son de entrada libre. ( Sagrado Corazón, Notredame... ).

La Torre Eiffel subidla andando, no es para tanto y es más económico que en ascensor.

Y para terminar, disfrutad de esta ciudad que es increíble.













-Amsterdam: La ciudad de los canales y las bicicletas es otro de los lugares donde debes de tener mucho cuidado donde gastas y como gastas tu dinero.

El alojamiento es de los más caros que tuvimos en el interrail, la zona en la que estuvimos durmiendo fue el centro y aunque no era de lo más barato que pillamos mereció la pena, ¿ sabéis de otros lugares donde alojarse?, deja tu comentario. Sin embargo, Amsterdam es imprescindible en un viaje por Europa occidental, como mínimo debes estar dos noches. La ciudad en sí no tiene grandes monumentos como otras capitales, pero su arquitectura y el ser una ciudad con un centro prácticamente para peatones y ciclistas la hace muy atractiva para el visitante.

De todas formas si buscas cultura y cosas que visitar, la capital holandesa ofrece extensas posibilidades, Museo Vang Gogh, la Casa de Anna Frank, Plaza Dam, canales mercado de las flores, etc. 

Otra de las cosas muy famosa de Amsterdam son sus coffee shops, desde mi punto de vista, un timo. Puedes encontrar lo mismo que allí buscas en tu país y más barato y lo de la ilegalidad en países como España es muy relativo. Aún así, ¿quien va a Amsterdam y no va a un coffee shop?

En cuanto a la comida, mi consejo es más o menos el de París, buscad un buen supermercado y comprad para bocadillos o pasta para hacer en el albergue, lo que os sobre gastadlo en cerveza y absteneos de comprar pizzas a las 6 de la mañana, os pueden salir demasiado caras...

Las mejores zonas para salir son la Rembrandt Platz, otra de la que no recuerdo el nombre pero hay una discoteca que esta hecha en una antigua iglesia y alrededor hay montones de pubs y unas lugareñas nos hablaron de las 40 discotecas, ¿un espejismo?

El Barrio Rojo está bien para dar una vuelta y para otras cosas, depende tus intenciones.

Y para terminar quería recomendaros a los de interrail la forma más barata de ir de Paris a Amsterdam, reservad tren de la TGV de París CHARLES DE GAULLE-Bruselas, Bruselas-Rotterdam y por último Rotterdam-Amsterdam, enserio el viaje no se hace muy largo y sale bastante más economico que pillar un tren directo THALYS. Además tampoco hay que reservar con mucha antelación, nosotros lo reservamos a las 6 de la mañana para salir a las 10 de la mañana en la Gare du Nord tras una noche de fiesta y en verano, no tendréis seguro problema. Aún así me gustaría saber otras formas de ir de París a Amsterdam en tren ¿conocéis otra posibilidad?









-Múnich: para mi gusto es la segunda mejor ciudad de Alemania para mochileros tras Berlín. No es excesivamente cara como otras ciudades europeas si sabes bien como gastas tu dinero y es una ciudad bonita y animada.






Nosotros nos alojamos en un hostel que se encontraba cerca de la estación de tren, esta zona es de las más baratas y además se encuentra al lado del centro.

En cuanto a la comida pues el primer día comimos de pan y fiambre, que compramos en un supermercado al lado de nuestro hostel y el segundo día encontramos un italiano desviándonos a la derecha de la puerta Karlstor ( la de las almenas ), el restaurante estaba un poco escondido, aquí os dejo el nombre, "Bella Italia". Par supuesto comed salchichas, estáis en Alemania y en especial comed currywurst, riquísimas.





 

 Eso sí, el consejo más importante para sobrevivir económicamente en Múnich y en general en toda Alemania, bebed cerveza solo cerveza y ni se os ocurra pedir agua, os saldrá muy caro.

Muchos estaréis pensando cuantos días deberíais quedaros en Múnich, pués yo aconsejo una noche, es decir, dos.

El primero para visitar Múnich; la Marienplatz,  la Frauenkirche ( catedral de Múnich ), callejear por el resto del centro, ver el Allianz Arena y el Palacio de Nymphenburg. Y casi se me  olvida otra de las grandes atracciones de Múnich, la Hofbräuhaus, una de las cervecerías más grandes e increíbles del mundo.




Tras este día de visita pues lo mejor es salir un rato, tenéis dos opciones dependiendo de vuestro humor y del día que sea, si queréis ir de fiesta coged el cercanías en la estación central e id a la zona de discotecas Kultfabrik y si queréis una noche tranquila id a las calles cercanas a la Univesidad, donde las cervezas son más baratas y hay mucha gente para conocer.

Nosotros nos decantamos por la segunda opción de todas formas como casi cada noche la liamos y en vez de volvernos al hostel tras terminar las cervezas nos colamos en una fiesta de la universidad, por supuesto nos echaron.


El segundo para ir al castillo de Neuschwastein o ir al cercano campo de concentración de Dachau.

Nosotros nos decantamos por la segunda opción y pillamos un tren que nos dejó en Dachau ( pueblo ) en 45 minutos. Desde la estación fuimos andando al campo, algo poco aconsejable, pero al menos pudimos comprar algo en un supermecado para comer. Al llegar al campo nos dimos cuenta que había un bus que te llevaba de la estación al campo y viceversa, esta opción es la que tenéis que escoger enserio, lo de pagar en este bus es muy subjetivo ya que iba tan lleno que no cabía ni un revisor. La visita al campo la voy a resumir en dos palabras angustiosa y reflexiva, para quien no haya ido antes a ningún sitio parecido la visita es muy aconsejable.

¿Conocéis otros lugares interesantes en Múnich ?












Aquí como anteriormente os voy a contar como ir en tren de Amsterdam a Múnich. Lo primero es reservar tren a Colonia y de Colonia cogéis otro a Múnich, no tiene ninguna dificultad.

Os aconsejo que entre los dos trenes dejéis un tiempo para que podáis ver un rato Colonia y su gran catedral, también conocida como Dom.

Merece muchísimo la pena la estación de tren está justo al lado de la catedral así que con dos horas es suficiente para ver la catedral, dar una vuelta por el centro y ver el Rin. No importa la hora que sea cuando hagáis el trasbordo nosotros lo hicimos de 12:30 de la noche a las 3:00 de la madrugada, Colonia es una ciudad muy animada así que podréis también tomar una cerveza o si tenéis sueño podéis echar una siestecita en una de las mesas del Mcdonals de la estación.





-Ljubljana: la capital de Eslovenia, uno de los países más desconocidos de Europa, es la ciudad que más nos sorprendió no solo por la ciudad y el país en sí, que son una maravilla, sino también por su gente y su ambiente.

Esta ciudad es la más barata de las que estuvimos, nos quedamos dos días en total y nos alojamos en el "Hotel Ljubljana Park" ( 20 euros ). Mereció totalmente la pena, las habitaciones eran amplias, con baño propio, al lado había un buffet a 6 euros y estaba muy bien situado, a unos metros del centro y a dos calles de Metelkova.

De todas formas si buscáis lugares más baratos meteos en www.hostelbookers.com yo encontré otros a 10 euros.

En cuanto a la comida no hace falta que compréis en el supermercado, Ljubljana no es una ciudad cara, puedes permitirte ir a comer la contundente y deliciosa comida eslovena, una amalgama de olores y sabores fruto de la mezcla de los Balcanes, Centroeuropa e Italia. Nosotros nos metimos en un restaurante típico esloveno en el centro, los precios están un poco más alto que en otros restaurantes pero merece la pena y la cantidad de comida es bastante grande. El nombre del restaurante os lo dejo aquí "Gostilna Sokol". Aún así si queréis comprar en un supermercado porque vuestro presupuesto es mas limitado que el nuestro, los precios son como en España y podéis encontrar en el centro un Spar donde comprar lo necesario a un buen precio.

Durante los dos días que estuvimos en Ljubljana esto fue lo que hicimos;

El primer día visitamos Ljubljana. La capital eslovena no tiene la grandeza de otras capitales europeas sin embargo, Ljubljana desprende un encanto especial por cada una de sus calles. Empezamos cruzando el puente de los dragones, del cual dice la leyenda que si pasa una dama los dragones mueven la cola. Tras cruzar el puente llegas al centro y allí subimos al castillo para observar las increíbles vistas de la ciudad, sencillamente preciosas.





Después recorrimos el centro paseando por sus bonitas calles formadas por casitas en tono pastel. Vimos el parlamento, el ayuntamiento y la catedral de Ljubljana. Después fuimos al lugar más transitado de Ljubljana la plaza del puente triple y para terminar fuimos al bohemio barrio de Metelkova, al final de la información sobre Ljubljana os cuento un poco sobre este singular barrio.¿ Conocéis que mas se puede ver y hacer en Ljubljana?, puedes dejar tu comentario y aconsejar a otros viajeros. 




Tras un gran día por Ljubljana decidimos salir por la noche, aun siendo una ciudad pequeña tenía un ambiente inmejorable. Tienes multitud de lugares a los que ir, para empezar la noche puedes tomarte unos cubalibres a 3 euros en un agradable pub al lado del puente de los dragones. Después, puedes ir a discotecas como Eskeletor, Circus o Top ( cubatas baratos y sin pago de entrada a la discoteca ). Una vez que cierre la discoteca en la que estés puedes  irte o seguir la fiesta, si la quieres terminar bien, puedes ir al Pub Parlament y antes de retirarte tomar un kebab en el puesto de al lado.

 En todo momento notamos lo muy abiertos y amables que son los eslovenos.

El segundo día lo pasamos fuera de la ciudad en el lago Bled, este lugar es altamente recomendable si quieres pasar un día de descanso y viendo un paisaje inmejorable es tu sitio.




Para ir al lago Bled, lo mejor es que pilléis un tren en la estación central a Lesce-Bled y de allí o podéis ir andando ( 2 km ), o podéis coger un bus. En el lago dirígete a la zona norte del lago donde el baño es libre y hay muchos más mochileros.

En nuestro caso íbamos a Zúrich en tren nocturno desde Jesenice, la siguiente parada a Lesce-Bled, así que no volvimos a Ljubljana, sino que cogimos otro tren en Lesce a las 9:15 de la noche a Jesenice y a las 10:00 cogimos otro a Zúrich ( para este nocturno no es necesario reservar ).




*Metelkova; tenía ganas de hablar sobre este lugar porque me llamó mucho la atención, pues allá voy.

El lugar en el que se encuentra esta zona era un antiguo cuartel militar del ejército yugoslavo, después de la separación de Eslovenia de Yugoslavia quedó abandonado y fue reutilizado por varias personas quienes lo rehabilitaron, lo llenaron de arte callejero y abrieron pequeños pubs, galerías de arte alternativo, teatros, salas de conciertos, etc. Es uno de los mayores complejos de cultura underground y alternativa de toda Europa.

 En este lugar hoy día la policía no suele entrar con lo que queda una pequeña zona libre, en la que puedes hacer lo que quieras. Aunque parezca un sitio inseguro no es así, todo lo contrario cada uno va a su bola. Recomiendo el ir muchísimo, es una de las cosas que no puedes perderte en Ljubljana.

Como pequeña anécdota tengo que contar que un camarero joven al que le preguntamos sobre sitios para salir, nos contó sobre varios sitios pero no nos habló de Metelkova, entonces le preguntamos y el nos contó que allí la gente lo que iba era a pincharse. Luego, ¿ cuál es la verdadera Metelkova?, un sitio en el que solo hay droga, un sitio donde la cultura alternativa es la dominante o una mezcla de las dos cosas. Tienes que ir para averiguarlo.








-Zúrich; muy bien pues llegó el momento más crítico de toda mi entrada hacia un país, bueno, en especial hacia una ciudad, Zúrich, Suiza.

Lo primero que quiero decir es que no recomiendo para nada esta ciudad para viajeros mochileros con poco presupuesto, ojo solo para la gente que lleve un presupuesto ajustado, aquí os dejo el porque.



El alojamiento, es caro. Sí, y no solamente es caro sino que además, te ofrecen los mismos o peores servicios que en otros lugares. En nuestro caso el alojamiento nos costó 31 euros y atención, en una habitación compartida con dos personas más y un baño para todo el hostel. Además de todo esto los horarios de recepción eran escasos y el wifi abarcaba tan solo un salón común bastante pequeño. A todo esto sumarle que había que subir tres pisos a través de unas escaleras, puesto que no había ascensor.

Muchos estaréis pensando, ¿ todo lo malo tendrá algo bueno, no ?. Pues obviamente sí, el hostal estaba en el centro, era el más barato que encontré por internet y la recepcionista fue correcta. Si quieres alojarte en este hostel su nombre es, " Hostel Biber". Tened preparados los francos de antemano, solo aceptan esa moneda.

Personalmente y de verdad os lo digo, a menos que el clima cuando estéis sea horrible o tengáis pensamiento de gastar un poco más de lo establecido, no durmáis en ningún hostel, quedaos a dormir en un parque, una estación o en las salas de los cajeros automáticos del banco. La seguridad en Suiza es altísima y es muy posible que ni te atraquen, ni te peguen o nada de lo que se te esté pasando por la cabeza.

Además, Zúrich es una ciudad para estar a lo sumo dos días, una noche al raso la aguanta cualquiera.

Pasamos a otro tema, la comida. Pues sí, la comida es muy cara es más, en Zúrich comprar en un supermercado te puede salir caro. Os voy a recomendar entonces una solución ante este dilema, y no, esa solución no son las hamburguesas de un euro en Mcdonals, aquí no existen. Nosotros nos alejamos del centro y encontramos un centro comercial ( Europaallee ) , en el que podías comprar comida hecha y lo mejor es que depende la cara que le eches, puedes ahorrarte unos euros, ya que la comida se mete en unos paquetes que luego se pesan, así que mete poca comida, la pesas y luego le metes más y la cierras.  Haz esto por que de otra forma te gastarás un pastizal.



Caso aparte, contaros que en este centro comercial se encuentra el cuarto de baño con el acceso más lejano de toda Suiza, otro diá os cuento la historia y si queréis hasta subo el vídeo del largo camino.

Pasamos a lo cultural. Vale, en este sentido no puedo criticarla, Zúrich no es la ciudad más bonita de Suiza, para eso ya está Lucerna, no obstante Zúrich guarda muchos encantos en su centro histórico y el poder pasear junto a su lago es increíble. La mejor forma de conocer Zúrich es perderse en sus callejones.

Y si de algo no tengo queja de Zúrich y de Suiza en general, es en lo bonito que es el paisaje. Montañas altísimas, verdes, nevadas, casas como las de Heidi, lagos interminables, etc.





Ahora vamos a por la marcha nocturna. En este campo no puedo opinar mucho la verdad pues de lo caro que era todo, ni nos atrevimos a ir a tomar unas cervezas. Nos quedamos en el hostel viendo la película "Hostel" y así pasamos el sábado... De todas formas tampoco se veía ni se escuchaba una marcha masiva, tampoco nos perderíamos nada del otro mundo, o eso creo.



Como ultima recomendación avisaros de que si tenéis que reservar trenes no lo hagáis en  Zúrich os sale el doble de caro. Nuestro siguiente viaje en tren nos llevó a reservar tren a Milán y de allí llegaríamos a nuestro último destino, Roma.

Muy bien pues tras haber llegado a este punto de la lectura, tu, buen mochilero, decidirás si merece la pena ir a Suiza con un bajo presupuesto o si mejor lo dejas para otro viaje en el que tengas más recursos. Que quede claro que no es que Zúrich no me gustara, sino que al tener poco dinero no pude disfrutarlo.

¿Tienes alguna visión distinta de Zúrich o de Suiza?





-Milán; la ciudad más rica de Italia y capital de la moda no es tan idílica como la pintan, aún así merece la pena ir a ella, por desgracia es una de las ciudades mas minusvaloradas de Italia y aunque no es ni de lejos una de las ciudades más bellas  merece una visita. Es cierto que es sucia, algo gris y no tiene tantos lugares bonitos como otras ciudades italiana, pero es que Milán tiene muy bien guardados sus secretos.

La entrada a esta ciudad va a ser un poco distinta con respecto a las demás ya que fue en cierto modo para nosotros una ciudad de paso como Colonia, con la diferencia de que aquí tuvimos que quedarnos a dormir porque el tren a Roma salía a las 6:30.

Muy bien aquí os dejo 5 razones por las que tenéis que parar en Milán cuando vayáis de interrail:


1.LA PLAZA DEL DUOMO.

Es cierto que cuando pensamos en Milán se nos viene a la cabeza la ciudad de la moda y poco más, por contra nos olvidamos que Milán nos ofrece uno de los espacios más mágicos e increíbles que he visto. La plaza se encuentra rodeada por uno de los Duomos mas bellos de Italia, por la galería de Vittorio Emanuele II que es gigante y la galería comercial más bella que he visto y por otros edificios de importancia.




2.MILÁN NO ES SOLO LA PLAZA DEL DUOMO.

¡Por supuesto que Milán no solo tiene la plaza del Duomo!. Milán es mucho mas y si bien es cierto que es mas difícil encontrar la belleza en las calles de esta ciudad que en otras ciudades italianas, la belleza se encuentra aunque este rodeada de edificios sesenteros y setenteros. He aquí otras cosas que no puedes perderte en Milán;

-Castillo de Sforza y Palacio Real de Milán.

-Iglesias de Milán, como la iglesia de San Ambrosio, Santa Maria delle Grazie ( aquí se encuentra el conocidísimo cuadro de la Ultima Cena ) o San Sepolcro.

-Museos como el de Brera o el Museo Nacional de la Ciencia Leonardo da Vinci.

-Uno de los tranvías con mas encanto de Europa.

-Uno de los teatros más reconocidos de Europa, el Teatro alla Scala.




3.PASEAR POR SUS PRINCIPALES CALLES COMERCIALES.

Volvemos al tópico de la moda pero es que si vas a Milán tienes que ir aunque sea a ver lo que se cuece por sus principales calles comerciales Montenapoleone, la Via Sant Andrea, Via Monzani, y Via de la Spiga norte della Catedral.

Allí vamos para encontrarnos con nombres como Armani, Dolce & Gabanna, EXTE, Ferragamo, Gucci, Missoni, Prada, Trussardi, Valentino, Versace y Vuitton. 

Por supuesto si tu presupuesto es bajo-medio solo mira, no toques.


4.MILÁN ES UNA CIUDAD CON RELATIVAMENTE POCO TURISMO.

Es el punto mas a favor en mi opinión hacia esta ciudad, las ciudades llenas de guiris enfurecidos me agobia.

Milán es una ciudad que aunque no recibe un turismo alto esta preparada para él y encima los milaneses por regla general ayudan mucho al turista, es cierto que encuentras excepciones pero en cualquier lugar pasa que te topes con una persona desagradable.

Otra ventaja de que el turismo sea bajo es que si buscas bien, no como nosotros que comimos al lado del Duomo, encuentras lugares "baratos" para comer.

En cuanto al alojamiento no se que decir nosotros dormimos en la suntuosa Estación Central de Milán, una verdadera maravilla.




5.ES FÁCIL MOVERSE POR LA CIUDAD.

Por última razón, decir que el moverse por ella es muy fácil, su metro es el más completo de Italia y encima al ser la ciudad de plano radio céntrico todo va a pasar por el centro.




*Espero haberte convencido para que pares en Milán o cambies tu opinión hacia ella, una ciudad que bien merece una visita.

No te arrepentirás de parar allí, es un lugar excelente para darte la bienvenida a Italia.

¿CONOCES MAS RAZONES POR LA QUE VISITAR MILÁN?



-Roma; la ciudad eterna era nuestra última parada antes de regresar a España. En Roma estuvimos 3 días y aunque no nos dio tiempo a verla todo lo que hubiéramos querido, si tuvimos tiempo para ir al Lido di Ostia, a continuación os doy unos truquillos para pasar unos buenos días por Roma.





Lo primero es hablar sobre el alojamiento. Bien, Roma es una de las capitales más baratas para mochileros si sabes donde ir a dormir, para mi gusto la mejor zona para alojarse es Termini, hay hostels aceptables, a un precio razonable y además está bien comunicada con otras zonas con buses, metro y trenes. Eso sí, como en París y por regla general como en cualquier ciudad, la zona de la estación de tren es la que más personajes acoge por metro cuadrado, de todas formas no os preocupéis por vuestra seguridad lo que tenéis que hacer es mantener el cuidado habitual que tendríais en cualquier gran ciudad. Aquí os dejo el nombre del hostel en el que nos quedamos, "Hostel Beautiful 2", si bien al principio da una mala pinta que te cagas, las habitaciones son la ostia, limpias, con baño, amplias y con ventiladores. En recepción si preguntáis os darán un plano de Roma y os señalarán los buses para ir al centro. La mujer de recepción y el personal en nuestro caso, fueron amables.




Seguimos, y esta vez hablando de la comida. Cuando pensamos en Italia se nos viene a la cabeza, pasta, pizza, mozzarella, etc. ¡ Que rico !, se me hace la boca agua mmm... Por desgracia no conozco sitios demasiados particulares para aconsejar una comida.

 Si conocéis un sitio fuera de la zona turística podéis dejar un comentario y aconsejarnos, yo solo conozco para comer la zona del Trastevere, que no es lo menos turístico, ni lo menos caro de Roma pero los menús se ajustan al bolsillo del viajero medio y en cuanto a calidad-precio está bien. Aún así, no dejan de ser ratoneras para turistas, lo mejor es preguntar a la gente local y dejarse aconsejar, para encontrar un rinconcito auténtico.

Para comer los que lleváis un presupuesto bajo, tenéis otra opción ir a comer de supermercado. En Roma hay varias cadenas que están en España, como Spar y el precio es como el español, la diferencia es que la variedad de pasta en estos supermercados con respecto a España es grande, así que si queréis comer pasta y no podéis ir de restaurante no tenéis excusa, la compráis en el supermercado y a hacer una "pasta party".

Ah, un punto importante en Roma el agua es potable en todas las fuentes públicas, no compréis agua, llevad una botella vacía.






Pasamos a que ver en Roma, ups... En la ciudad eterna hay mucho que ver, demasiado diría yo, como muchos dicen, " hace falta una vida para ver Roma al completo". De todas formas vamos a repasar las trece cosas que no te puedes perder en la capital italiana;

1-El Coliseo y el Foro Romano.

2-Termas de Caracalla, Palacio de Nerón, Circo Máximo.

3-Las Catacumbas de Roma.

4-El Vaticano ( técnicamente no es Roma, pero se toma como tal ).

5-Castillo del Santo Ángel.

6-Puentes de Roma y río Tíber ( recomendado queda pues hacer un paseo en barco por el Tíber ).

7-Centro histórico, donde podemos encontrar, el Panteón, la Fontana di Trevi, Piazza Navona,Plaza de España, etc.

8-Tienes que ver las muchas iglesias de Roma, las más importantes son; la Archibasílica de San Juan de Letrán, Santa María la Mayor, Santa María en Trastevere, etc. Roma es la ciudad con más iglesias del mundo.

9-Plaza Venezia.

10-Multitud de villas como; la Villa Adriana, la Villa del Este, la Villa Borghese, etc.

11-Murallas y puertas de Roma.

12- El Trastevere.

13-La boca de la verdad.

*Aquí abajo, os dejo un plano indicando cada lugar con sus respectivos números.





Llegamos al penúltimo punto, que hacer de noche en Roma. Aún siendo una de las grandes capitales europeas, no ofrece una gran vida nocturna como las ciudades españolas o Amsterdam. De todas formas si que puedes encontrar sitios para ir de marcha aunque son relativamente pocos y por norma general cierran temprano.

Primero puedes empezar bebiendo en la calle en la zona del Campo del Fiori o

 pasar por la zona del Trastevere y tomar una copa al lado del río, que en verano se abre un paseo de carpas bastante interesante con futbolines, tiendas de artesanías, pequeños conciertos, etc.

Para continuar la noche, sobre la 1 de la mañana, puedes llegar a la Vía del Monte Testaccio, en la zona de Pirámide. Este monte ofrece discotecas, pubs como "El Coyote", etc. Es la zona donde más aguanta la fiesta.

Tras una noche por ahí, lo mejor es que pilles un bus nocturno, que en Roma funcionan muy bien y encima ni pagas, en realidad debes, pero nadie te pide que lo hagas y menos a las 6 de la mañana.

Y si al llegar a Termini tienes hambre, puedes tomar algún café o pastel cerca de la estación, suelen estar toda la noche abiertos los cafés.






Para terminar, voy a recomendar hacer algo que nunca se te pasa por la cabeza cuando vas a Roma, pero que sin embargo merece la pena. Si no tienes tiempo de ir a Nápoles y a la costa Amalfitana no te preocupes, cerca de Roma hay muchas playas, la más cercana y barata es Lido di Ostia. Si prefieres también puedes ir a otras menos explotadas, Fregene y Santa Marinella, pero el precio para ir es más caro y se tarda más en llegar. El ir a la playa lo puedes hacer para relajarte después de patear Roma o en nuestro caso tras patear media Europa. Nota importante, no confundir Ostia, con Lido di Ostia, Ostia es la tercera mejor conservada ciudad romana tras Pompeya y Herculano.

A continuación, os voy a explicar como ir a Ostia.

Si estáis en Ternini cogéis el metro y vais a Roma-Ostiense, de allí sin salir del metro cogéis un tren que sale cada media hora a Ostia y os bajáis donde parezca que va la gente a la playa ( el precio para ir es lo mismo que pagas por el metro, 1,50 euros ). Cuando estéis allí, id andando hasta llegar a la playa, que como muchas en Italia están tras un muro y hay que pagar alrededor de unos dos euros para entrar y bañarte en ella.

Una última cosa, si vais a Ostia llevad bocadillos o pillad una hamburguesa en el puesto de enfrente de la estación de Lido di Ostia, los restaurantes son caros y no merecen la pena.

De momento nada más, mañana culminaré ( suena poderoso ) esta entrada con la vuelta a casa y visita fugaz a Barcelona.


-Barcelona: llegamos al final de nuestro viaje por Europa, no sin antes hacer una visita fugaz a la capital catalana.

Salimos del Aeropuerto de Roma a las 6 de la tarde, es muy fácil llegar de Termini al aeropuerto ( Fiumiccino, Leonardo da Vinci ), basta con pillar un tren de Termini al aeropuerto, que además tienen una frecuencia bastante alta.

Una vez pisadas tierras españolas, en el aeropuerto de Barcelona, fuimos a por un autobús que te llevaba a la otra terminal, desde la cual se podía coger un tren de cercanías a la estación central de tren de Barcelona.

Una vez en la estación de tren si queréis tomar algo a un precio razonable hacercaos al Pans and Company, para mi gusto una de las mejores franquicias de comida rápida que hay en España.

Desde la estación, si os alojáis como nosotros en el barrio Gótico, podéis ir andando hasta allí para tener un primer contacto con Barcelona.

Nosotros nos quedamos en una pensión muy bien situada y a un precio bastante bueno, la pensión Miami.

Voy a explicaros un poco nuestra pequeña ruta sobre que vimos en Barcelona en un solo día:

*Comenzamos por el barrio gótico y sus partes más importantes, la plaza del ayuntamiento, la catedral de Santa María del Mar, la Rambla, etc.

*Pasamos al ensanche y todo esto caminando por plaza Cataluña, vía Layetana, calle Aragón y llegamos a la ultra conocida, Sagrada Familia.

*Una vez vista la obra maestra de Gaudí, con permiso del Parque Güel, pillamos el metro hasta la Barceloneta y estuvimos un rato en la playa.

*Por desgracia y sin más tiempo de visitar más lugares de esta fantástica ciudad, tuvimos que volver de vuelta a nuestras ciudades y dar por finalizado el interrail.


Escribir comentario

Comentarios: 0