Arcos de la Frontera, el mayor de los pueblos blancos

Gracias a este “post” vamos a transportarnos a uno de los rincones más pintorescos y con mayor encanto de toda Andalucía, Arcos de la Frontera, un pueblo que ha sabido desarrollarse sin renunciar a su pasado y sobre todo a ese color blanco de la cal que tanto caracteriza a nuestra comunidad. Por él han pasado diversas culturas como, romanos, musulmanes y cristianos. Sin embargo, son estas dos últimas las que mayormente han afectado en la fisonomía e imagen actual de la villa. Los musulmanes nos dejaron el trazado del casco urbano y los cristianos construyeron, majestuosos palacios, conventos e iglesias.

Tras esta pequeña introducción comenzamos con el relato…

Dejamos atrás Sevilla sobre las 9 de la mañana y tomamos la autopista AP-4 rumbo Jerez, para una vez llegar a este punto tomar el desvío por la A-382 (En total 1 hora y 10 minutos). Este camino es sin duda el más cómodo, pues todo el recorrido es sobre autovía, sin embargo, cometimos un error y es que el coste del peaje hasta llegar a Jerez es bastante alto (7,20 euros para apenas 80 kilómetros).

 

La segunda opción que no llegamos a tomar pero nos recomendaron en Arcos fue, conducir por la nacional IV y una vez en Las Cabezas de San Juan, desviarnos en dirección Gibaldín y posteriormente a Arcos (La duración del camino es de 1 hora y 20 minutos).

Un poco antes de que el reloj marcara las 11 de la mañana, estábamos situados de lleno en el centro urbano de la localidad.

Debido a que el centro está lleno de zona azul, decidimos aparcar el coche en los aledaños del mercadillo que se instala en la zona baja. Nada más cruzar a la acera de enfrente desde el lugar donde dejamos el vehículo una larga escalera nos llevó a lo más alto de la peña sobre la cual se sitúa el casco histórico. Aquel día hizo mucho calor y un sol de justicia, y finalmente tras aquel duro ascenso pudimos decir que habíamos llegado a nuestro destino.

Cruzamos la calle principal, llamada la Corredera, allí se sitúan gran cantidad de negocios de ropa, restauración, alimentación…. Esta zona fue el foco de expansión del pueblo allá por el siglo XVIII, en estas casas se instaló la burguesía arcense y a consecuencia de esto podemos apreciar la alta calidad y la rica decoración de las casas, y por supuesto ni una sola sin encalar.

Si sigues nuestros mismos pasos, un poco más adelante y justo a la derecha, darás con la oficina de turismo. Nosotros entramos y nos informamos de todo aquello que pudiésemos visitar, no obstante nos recomendaron una visita guiada que comenzaba a las 11 y que salía justo desde allí. No lo pensamos demasiado y por 5 euros cada uno nos unimos a la ruta.

La empresa que se encarga de realizar los paseos guiados es “INFOTUR” (Haz click AQUÍ para más información). La guía que nos acompañó durante el recorrido fue Carmen quien sinceramente, se portó genial y nos enseñó todas las curiosidades y lugares de interés.

Comenzamos la visita en el pequeño museo interpretativo de la ciudad, en él podemos encontrar una maqueta a pequeña escala de Arcos sobre su peña, realizada a la perfección y además, algunos objetos interesantes como cerámicas y monedas antiguas. En aquel espacio expositivo aprendimos como fue tomando forma la roca caliza, sobre la cual se asienta la localidad, hasta llegar  a su modelaje actual.

Desde allí fuimos a la cuesta de Belén, que es la continuación de la calle corredera. Frente a un palacio con fachada renacentista, Carmen, nos informó acerca de dos curiosidades; la primera sobre una losa cerámica de la Virgen de los Desamparados, mandada traer por una valenciana que habitó en aquella casona, y la segunda que si nos fijábamos en las fachadas se podía apreciar perfectamente que el nivel del suelo sobre el cual estábamos, fue rebajado en numerosas ocasiones hasta llegar  a la altura actual.

La visita prosiguió en la bella plaza del Cabildo, que por desgracia es usada como “parking” lo cual la desluce mucho. Sobre este lugar se encuentran los puntos de mayor interés monumental y artístico de Arcos, la iglesia de Santa María, el castillo, el ayuntamiento y el Parador Nacional. Entre tantas cosas interesantes, decidimos ir a dejarnos sorprender por las increíbles vistas que se pueden disfrutar desde el “Balcón del Coño” y el Parador.

El castillo se encuentra tapado por el edificio del ayuntamiento, desafortunadamente no se puede visitar su interior pues es una propiedad privada.

A lo que sí se puede acceder, es al templo de Santa María, de orígenes mudéjares pero que ha sufrido profundas remodelaciones hasta alcanzar su aspecto barroco. Existió antaño, un ambicioso proyecto mediante el cual querían levantar el segundo campanario en altura de Andalucía, tras la Giralda de Sevilla. Finalmente, por las crisis y situaciones adversas no pudo completarse este objetivo… ¿imaginas lo grandioso que pudo llegar a ser?

La siguiente caminata nos introdujo en las angostas y empinadas callejas del pueblo, las cuales escondían pequeñas plazoletas rodeadas por casas blancas y embellecidas por decoraciones florales como esta.

El pueblo estaba lleno de vida y en él multitud de terrazas llenas, te invitaban a tomarte un respiro para poder continuar el camino.

En esta imagen tenemos un antiguo proyecto de iglesia jesuita que fue desechado tras la expulsión de este grupo religioso de España. Actualmente, sirve como almacén de veladores tras intentar reconvertirlo de manera fallida en un mercado de abastos.

Esta es la calle Maldonado, sin duda uno de los lugares más fotografiados y admirados de Arcos de la Frontera… ¿Por qué será?

A la mitad de la calle Maldonado tienes la posibilidad de visitar el museo del Belén. El trabajo llevado a cabo aquí es admirable y gracias a este Belén multitud de visitas, sobre todo los más pequeños, son atraídos a este lugar.

Uno de los últimos puntos de la visita fue este mirador desde el cual se veía la iglesia de San Agustín, restos de la muralla y al fondo el lago de Arcos, un sitio perfecto donde ir en los meses más cálidos del año.

Acabamos la visita en otro de los mayores templos del pueblo, la iglesia de San Pedro. Su importancia es tal que existieron disputas entre esta y la de Santa María, por decidir cuál de las dos sería nombrada templo mayor.  Discutieron por su antigüedad, se retaron por ver quién conseguía más cantidad de reliquias… La discusión llegó a tanto que incluso los vecinos de ambos barrios, se involucraron por conseguir que su iglesia fuera nombrada la mayor. La disputa finalizó cuando decidieron nombrar al templo que se encuentra en la plaza del Cabildo como lugar de culto principal, y es por ello que hoy día recibe el nombre de Santa María la Mayor. Y de esta manera, la visita junto a Carmen se dio por terminada.

Aprendimos muchas más historias y curiosidades de la mano de nuestra guía, sin embargo fueron tantas que no podría nombrarlas todas. Espero que os animéis a realizar el recorrido junto a esta excelente compañía.

La hora de comer se aproximaba y ya tocaba el turno de descubrir la otra mitad que aún nos era desconocida de Arcos, su rica gastronomía. Visitamos varios restaurantes, todos de excelente categoría y de los cuales os hablaremos detalladamente para que podáis elegir entre vuestro favorito.

-MESÓN PATIO ANDALUZ- Calle Marqués de Torresoto, 4, 11630 Arcos de la Frontera, Cádiz / Teléfono: 670 76 29 67.

 

No todos los días tendrás el privilegio de comer en una casa palacio del siglo XVII, si a esto le unes la exquisita carta, tanto de vinos como de platos que sirven en el Mesón Patio Andaluz, no tendrás ninguna excusa para venir a conocerlo.

Las especialidades de la carta giran en torno a la gastronomía típica arcense, entre la que destacamos el “abajao”, el cual fue el plato ganador en la pasada feria de la tapa, el cocido de berzas y la alboronía. A parte, de estos platos destacamos su delicioso queso, jamón y otros tantos embutidos, no olvidemos que Arcos es la puerta a la sierra gaditana. Todos y cada uno de los productos destacan por su calidad y por ser elaborados de manera casera. Y para que no no os atragantéis nada mejor que probar los aromáticos vinos tintos y blancos de la tierra, con marcas tan reconocidas como Barbadillo, Tierra Blanca y Duque de Arcos.

Para los vegetarianos, celiacos e intolerantes a cualquier alimento, no os preocupéis tenéis un sin fin de platos que podrán sorprenderos y que podréis tomar sin ningún problema. Si os surge cualquier duda o problema, comentádselo sin dudar a los camareros, a nosotros nos hicieron sentir muy cómodos y fueron muy serviciales.

TRADICIONAL "ABAJAO"
TRADICIONAL "ABAJAO"
PLATO DE ALBORONÍA
PLATO DE ALBORONÍA
GARBANZOS CON BERZAS
GARBANZOS CON BERZAS

-TABERNA JÓVENES FLAMENCOS- Calle Dean Espinosa, 11, 11630 Arcos de la Frontera, Cádiz / Teléfono: 657 13 35 52

 

Situado en una de las calles más céntricas y pintorescas de Arcos de la Frontera, encontramos casi de casualidad uno de esos lugares con los que hoy día es tan difícil dar. Rodeado de un ambiente y decoración genuinos y lleno de personalidad, la Taberna Jóvenes Flamencos te espera con los brazos abiertos.

Para los vegetarianos, celiacos e intolerantes a cualquier alimento, no os preocupéis tenéis un sin fin de platos que podrán sorprenderos y que podréis tomar sin ningún problema. Si os surge cualquier duda o problema, comentádselo sin dudar a los camareros, a nosotros nos hicieron sentir muy cómodos y fueron muy serviciales.

 Su variada carta saciará a todo tipo de paladares, incluso los de aquellos más exigentes que buscan lo natural y ecológico. Es bien cierto, en este restaurante todos los productos que se sirven son cien por cien naturales, ¿cómo comprobarlo?, degustando sus verduras, carnes…

De nuevo la tapa de “abajao” se impone como la especialidad de la casa, aunque a esto tenemos que sumarle la tradicional cola de toro, el fantástico hummus y la crema de verduras con picatostes. Si probáis a venir aquí una sola vez tened por seguro que repetiréis, todo estaba “para chuparse los dedos”. En este bar el vino de la tierra vuelve a ser el protagonista por lo que lo mejor será que acompañéis los contundentes platos junto a un buen Barbadillo o Tierra Blanca.

Si tuviésemos que elegir entre la comida y el personal lo tendríamos muy complicado. Al ser una taberna familiar te sentirás como en casa y seguramente no solo te vayas con el estómago lleno, sino también con una agradable charla o con unos nuevos amigos.

HUMMUS, ARROZ CON PESCADO Y CREMA DE VERDURAS ECOLÓGICAS
HUMMUS, ARROZ CON PESCADO Y CREMA DE VERDURAS ECOLÓGICAS
"ABAJAO", CREMA DE VERDURAS Y COLA DE TORO, ACOMPAÑADOS POR VINO LOCAL
"ABAJAO", CREMA DE VERDURAS Y COLA DE TORO, ACOMPAÑADOS POR VINO LOCAL
TAPA DE "ABAJAO" Y COLA DE TORO
TAPA DE "ABAJAO" Y COLA DE TORO

-EL PAQUETITO- Calle Josefa Moreno Segura, 2, 11630 Arcos de la Frontera, Cádiz / Teléfono: 956 70 49 37

 

Dejamos para el final el restaurante El Paquetito, un pequeño local situado en la nueva zona de expansión de la localidad. Al estar fuera del centro, la clientela cambia totalmente y es que en este lugar mayoritariamente verás lugareños. Cuando un negocio tiene clientela fija y local será debido a algo (no es por la puntuación que le concede Tripadvisor, que por cierto es bastante alta), nosotros encontramos varias razones como, la deliciosa comida, el buen trato y los bajos precios.

Aquí podrás permitirte dejar un poco de lado los platos más tradicionales, y probar otros más innovadores que son el sello de la casa, los paquetitos. Estas bolsitas fritas están rellenas de casi todo, nosotros comimos el de queso y espinaca, junto al de queso y champiñones, ¡delicioso!

 

Pero no os dejéis engañar por el nombre del bar, cocinan otras especialidades de la zona como son las banderillas de berenjena y miel, la tortillita de camarones y por supuesto, el “abajao”. Poseen también una extensa carta preparada especialmente para vegetarianos.

Si no decidís ir a comer, al menos no despreciéis su fantástica terraza, un lugar ideal donde poder tomar un café o una copa en los días soleados.

En cuanto a los camareros fueron muy correctos. El bar pertenece al matrimonio que lo atiende y se nota que sienten pasión por el trabajo que desempeñan.

PAQUETITO DE QUESO Y ESPINACAS
PAQUETITO DE QUESO Y ESPINACAS
PAQUETITO DE QUESO Y CHAMPIÑONES
PAQUETITO DE QUESO Y CHAMPIÑONES
TORTILLITA DE CAMARONES
TORTILLITA DE CAMARONES

Escribir comentario

Comentarios: 0